Las monitoras de Seré Ingeniera (III)

¡Hola de nuevo chicas! ¿Pensabais que tan solo os iban a acompañar este año como monitoras Ángela y María? Pues no, tenemos una nueva incorporación más y estoy segurísima de que os va a encantar en cuanto os la presente.

Inés Jiménez Díaz

Inés con sus proyectos y certificados de haber asistido a las últimas ediciones de
Seré Ingeniera

Nos llena de orgullo presentaros a Inés, porque podríamos decir que es «nuestra chica que se ha convertido en mujer» y es que, Inés ha participado en las últimas 4 ediciones de Seré Ingeniera y ahora estudia Ingeniería Informática en la Universidad de Granada.

Ines participa como miembro técnico de IoT (Internet of things o internet de las cosas) en el GDSC (Google Developers Student Club), donde ha impartido alguna que otra charla como la de introducción a Arduino en la ETSIIT.

Algunas de sus mayores aficiones son cacharrear y programar para crear distintos sistemas, juegos, prendas vestibles e incluso robots. A lo largo de las ediciones del campus en las que ha podido asistir ha aprendido las bases para poder realizar todos esos proyectos y ha puesto en práctica su creatividad para crearlos y ponerles nombres tan creativos como por ejemplo el guante total (un sistema vestible montado en un guante con el que podías tocar notas musicales) o el marciajuegos (una maquinita con la que podías jugar diferentes juegos).

Ines nos cuenta que un consejo que le sirvió mucho y que le gustaría difundir a todas las chicas que vayan a participar en el campus o las que estén interesadas en una ingeniería, es que no dejéis que nadie os diga que no debéis de estudiar uno u otro grado porque es muy difícil para una mujer (sobre todo si tenéis en mente estudiar una ingeniería) ¡Por qué no lo es!

Así mismo, afirma que en Seré Ingeniera aprendió muchas cosas… entre ellas que no hay que dejar las cosas para el último día que el proyecto puede funcionar un día y al siguiente dejar de funcionar, porque has cambiado algo en el programa o se ha soltado un cable… Pero dice que lo que mejor aprendió y más le impactó es en el modo que todas en el campus se unieron como una piña y a pesar de estar cada una con un proyecto distinto podían llegar a ayudarse unas a otras e incluso sacar todos los proyectos adelante.

Inés termina con esta frase tan reveladora: «Para mi asistir al campus Seré Ingeniera y las monitoras que además eran todas ingenieras, me ayudó a darme cuenta que quería ser una de ellas».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.