Remedios: “A través de mi hija he descubierto el amplio mundo de las tecnologías”

Entrevista Campus Remedios

Remedios Fernández es Técnica Superior en Administración de Sistemas Informáticos, y actualmente trabaja como monitora de formación de Tecnologías Creativas para niños y jóvenes en Proinnova Educativa. Forma parte de la organización de los grupos ‘HackLab en Familia’ y ‘Mujeres y Tecnología’, dentro del colectivo de experimentación tecnológica, social y creativa de HackLab Almería.

A través de su hija ha descubierto el amplio mundo que ofrecen las tecnologías a la educación, e incluso a la formación de su personalidad. Su blog es www.momandgeek.com, donde narra sus experiencias y opiniones en este ámbito.

Hemos tenido el privilegio de contar con su colaboración con nuestro campus compartiendo su visión sobre la relación de la mujer con la tecnología a través de la siguiente entrevista:

1. Los prejuicios a nivel social todavía siguen influyendo en dividir trabajos y actividades en propios para chicos o chicas según su género, ¿cómo crees que estos influyen en las chicas a la hora de elegir sus carreras?

Es indudable que la sociedad está concebida en una forma que diferencia claramente los roles masculinos y femeninos. Y es cierto que la sociedad está cambiando, y que ya se ve una movilidad de géneros en muchos ámbitos, pero también es obvio que aún queda mucho por andar en este sentido. Hay que entender que los prejuicios sociales y culturales, y sobre todo estos del papel de la mujer en la sociedad, tan arraigados durante siglos, llevan tiempo y mucho trabajo para revertirlos, para cambiarlos.

Es, en mi opinión, una labor de generaciones y a la vez de esfuerzo diario y continuo. Y es por ello que me siento privilegiada de vivirlo en este momento, cuando comienzan a producirse los cambios.

Hay que influir en muchas mentalidades, y a muchos niveles. Desde los evidentes de la escuela y la familia, hasta los de las propias chicas. Y, en mi opinión, hay que hacerlo con delicadeza y sin crear un conflicto, pues muchas veces los prejuicios se maman desde la cuna, en la cotidianidad del hogar, y sin una mala intención.

En el ámbito de las tecnologías, además, es cierto que tenemos que trabajar con un tipo muy característico de personas, en el que existe una tradición de masculinidad (mas que de machismo, diría yo), que hace difícil que las chicas se acerquen, y luego permanezcan en esos colectivos.

Pienso que con el tiempo, y mucho trabajo nuestro, esos prejuicios irán decayendo, y la sociedad se adaptará a la aceptación del componente vocacional de los (y las) jóvenes a la hora de elegir una carrera o un trabajo.
2. ¿Cómo se puede desde la familia fomentar la confianza de las chicas para que sientan la seguridad de elegir libremente la profesión que desean para su futuro?

Es lógico que a veces este sea un proceso lento, pues, para que sea sólido, debe desarrollarse de manera natural en nuestras sociedades, y es por eso que considero tan importante la labor de los padres y madres con sus hijos e hijas. Ahí estará el verdadero cambio, en lo que seamos capaces de inculcarles en el día a día.

Como padres debemos formar a nuestros hijos lo mejor que podamos. Y pienso que, en este sentido, una de las tareas principales, es inculcar a nuestras hijas que ellas están en iguales condiciones que un chico, y que no se vea condicionada por ser mujer.

En todos los ámbitos. Ya el componente profesional vendría después, cuando llegue a la edad en que comienza a tener esas preocupaciones. Pero si entonces no tienen interiorizado ese concepto de igualdad, de confianza en las capacidades propias, será difícil que se enfrenten a la elección de profesiones con libertad.

De hecho, ese es mi objetivo con mi hija. Nosotros estamos rodeados en casa de tecnología y participamos en varias actividades tecnológicas, pero no tratamos de agobiarla. La tecnología la tiene ahí, y ella misma va a usarla cuando ella tenga necesidad. Pero una cosa tiene clara: es una actividad en la que tanto su padre como su madre, sus amigos y amigas, tienen los mismos roles y capacidades.

3. ¿Cómo consideras que ha evolucionado la sociedad española en la educación en igualdad y qué le queda por conquistar?

En el ámbito de la educación, se ha avanzado mucho, evidentemente. Sí me preocupan ciertos estudios recientes en los que se ve el rebrote de actitudes machistas y ‘antiguas’. Pero pienso que este es un proceso muy complejo y de generaciones, y que con trabajo diario y sin pausa, podremos seguir avanzando.

4. ¿Crees que iniciativas como el Campus Tecnológico para chicas ayudan a incorporar a más mujeres en las carreras tecnológicas?

Sí, sin lugar a dudas. Este tipo de campus atraen a chicas con las mismas inquietudes. Allí pueden descubrir que la tecnología no sólo es de chicos, y que es divertida, apasionante. Y sobre todo, que puede ser una actividad profesional en la que ellas también son perfectamente capaces de desarrollarse, en igualdad de condiciones.

Estas iniciativas, además, son muy importantes porque se crean amistades y se conoce a otras chicas con aficiones comunes. Se crea una comunidad, en la que las chicas que llegan se dan cuenta de que no son ‘bichos raros’. Esto es un paso vital para que ganen confianza en sí mismas a la hora de luego tomar decisiones sobre sus carreras o profesiones.

5. ¿Qué les dirías a esas estudiantes a las que les apasiona la tecnología pero que sienten ciertas barreras para decidirse por una carrera como Informática o Telecomunicación?

¡Que adelante! Que ese no es un mundo sólo para chicos, y que si ellos pueden hacerlo, ¿por qué ellas no pueden iniciar esa aventura que tanto les apasiona, y en la que aún les queda mucho por descubrir?

Es cierto, como decía antes, que socialmente las pueden ver como chicas ‘un poco raras’, pero a veces hay que pasar de todo esos comentarios y lanzarse, y hacer lo que a uno le gusta y se le da bien.

Además, les diría una cosa fundamental, basada en mi experiencia: no se impresionen tanto con esos chicos serios y a veces hoscos. Ellos, por regla general, os tienen mas miedo a vosotras que a la inversa.

Gracias por colaborar con nuestro campus en crear conciencia e invitar a la reflexión sobre la necesidad de cambiar las cifras que todavía hoy reflejan la desigualdad entre chicos y chicas en las carreras tecnológicas como Informática o Telecomunicación.

¡Ha sido un placer contar con tu opinión!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>