Única mujer en el aula: entrevista a una estudiante de Ingeniería Informática

Hemos entrevistado a Marina Ruiz Rodríguez, una alumna de 2º curso del Grado en Ingeniería Informática en Ceuta, que vive la peculiaridad de ser la única chica de su clase. Esta situación pone de manifiesto las pocas vocaciones femeninas a la hora de estudiar una Ingeniería y que en un futuro desembocará en una escasez de mujeres profesionales que hará imposible que estén en la misma proporción que sus compañeros masculinos. Esperemos que el testimonio de esta alumna sirva para animar a otras chicas a estudiar una Ingeniería.

Facultad de Educación, Economía y Tecnología de Ceuta
Facultad de Educación, Economía y Tecnología de Ceuta

Cuando estabas en el Instituto ¿tenías claro que querías estudiar una Ingeniería o contemplabas otras opciones?

Siempre desde pequeña dije que quería ser profesora, de hecho pensaba, hasta mitad de secundaria, que sería profesora de matemáticas o de física. Creo que si no existiese la informática me hubiese decantado finalmente por ser profesora de física.

Al final, ¿qué hizo que te decidieras a estudiar ingeniería informática?

Desde que nací he tenido un ordenador a mi lado. Aprendí a leer utilizando juegos interactivos, a los 7 u 8 años aprendí mecanografía, le preguntaba a mi padre cuáles eran los componentes de un ordenador, le pedía que me enseñara a utilizar programas de ofimática, et. Cuando crecí empecé a aficionarme a los videojuegos y siempre he tenido curiosidad por cómo se crean. Me fascina todo lo relacionado con su diseño y desarrollo. Mi interés se fue ampliando a todos los programas, y no solo a los videojuegos. En aquella época no conocía la existencia de la carrera de Ingeniería Informática, siempre pensé que eran unos estudios de formación profesional y yo siempre he querido estudiar una carrera universitaria. En cuanto me enteré tomé la decisión de inmediato y, además, fue genial que se impartiese en mi ciudad.

¿Cómo vieron tu decisión en casa? ¿Qué opinaban?

Se alegraron bastante de que eligiera una Ingeniería, sobre todo informática, ya que a mi padre también le encanta todo lo relacionado con los ordenadores. Siempre me decían que yo tenía capacidad para superar sin problemas una carrera difícil como lo es cualquier Ingeniería, y bueno, aquí estoy intentándolo.

¿Qué te dijeron tus amigas y amigos cuando les contaste la decisión que habías tomado?

Algunos no comentaban nada o les parecía bien. También ha habido otros que me decían algo del estilo: “¿Informática? es muy raro para una chica, te pega más abogada, profesora o enfermera”. Supongo que siempre han existido esos estereotipos.

Cuando llegaste a la Facultad, entraste en clase y te diste cuenta de que eras la única chica ¿qué pensaste? ¿Le diste mucha importancia a esa situación o la asumiste con naturalidad?

Me lo imaginaba, ya venía de un bachiller de ciencias tecnológicas donde éramos 5 chicas de 32, y en la asignatura de Tecnología Industrial (la más enfocada en la informática y electrónica) fui la única chica. Por una parte iba tranquila porque normalmente suelo relacionarme más con chicos porque suelen tener los mismos hobbies que yo (videojuegos, juegos de rol, juegos de mesa…) y probablemente me encontrase a gente así en la carrera. Sin embargo, por otra parte tenía algo de miedo, ya que no quería sentirme excluida en clase por ser la única chica.

¿Cuál fue la reacción de tus compañeros? ¿En algún momento te sentiste excluida o incómoda por esta situación?

Nunca noté ninguna exclusión. Si es cierto que no con todos me llevo igual, pero nunca he tenido ningún problema.

Ahora que estás en segundo curso, ¿cómo valoras tu experiencia de primero?

Estoy bastante feliz con mi experiencia en primero, he hecho muy buenas amistades. Empecé con miedo porque siempre me dijeron que es imposible aprobar todas las asignaturas a la primera, que de cuatro años que dura la carrera acabas terminándola en seis, ocho o más… Pero para nada creo que sea así, si te gusta, estudias y te esfuerzas diariamente se puede hacer sin problema en cuatro o cinco años.

¿Te sientes bien integrada en tu clase?

Sí, me llevo especialmente bien con un par de personas, pero como he dicho anteriormente, nunca he tenido problemas con otros compañeros ni me llevo mal con ninguno.

¿Crees que has tomado una buena decisión?

¡Sí! Cada día estoy más convencida de que ha sido una gran decisión, porque estudio lo que me gusta y sin preocuparme de ningún prejuicio o estereotipo. Además, he descubierto lo mucho que me gusta la programación, a pesar de ser las asignaturas que por regla general más cuestan en la carrera.

¿Qué le dirías a otras chicas que están decidiendo qué estudiar para animarlas a hacer una Ingeniería?

Que si realmente es la carrera que les gusta, no duden en hacerla y mucho menos se echen atrás por lo que puedan decir. Actualmente, y desde hace mucho tiempo, la mujer ha intentado que haya una igualdad en todos los aspectos entre hombres y mujeres, así que ¿quién mejor que nosotras para romper ese estereotipo y demostrar que en las ingenierías somos tan válidas nosotras como ellos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *