De médico a ingeniera

Batul UGR

En mi perfil de Twitter me identifico como “ingeniera, cosmopolita, futura piloto, cinéfila y fan del Manchester United”, y es que todos los que me conocen saben que con esas 10 palabras se puede saber quién soy y, más concretamente, cómo soy.

Antes de deciros mi nombre, os voy a contar una pequeña historia, un relato sobre una chica que quería ser médico, y ahora estudia una carrera totalmente opuesta.

“Esa chica creció pensando que iba a ser una médico prestigiosa, una célebre médico que iba a ayudar a los más desfavorecidos, no obstante, se dio cuenta que ser médico no era lo suyo cuando empezó a ir a cursos de verano tecnológicos, cursos infantiles de software libre en nuestra escuela.

Esa chica asistió a dichos cursos durante 4 años seguidos (2009-2012), aprendió a usar Scratch, crear juegos muy divertidos, aprendió a programar en Python, Ruby, Geany, Kompozer, Html y a usar Gimp.

Tengo que admitir que a esa chica no le gustó al principio eso de programar, pero os aseguro que una vez que empezaba a entender para qué servía cada cosa, más le gustaba imaginarse ser una “hacker”, como en las películas, aunque le faltará mucho por aprender.

En enero de 2014 participó en el proyecto PIIISA (Proyecto de iniciación a la investigación e innovación en secundaria en Andalucía) de robótica, en el cuál aprendió a programar un robot perro Lego, controlado por una app creó en “sdk manager de android”.

En mayo de ese mismo año a esa chica le enviaron un correo hablándole sobre un curso de un Campus Tecnológico para chicas de Google en la UGR. Cuando leyó el correo se le “hizo la boca agua” e inmediatamente se inscribió. A principio de junio (casi un meses más tarde) le llego la aceptación de su solicitud, ese día se fue muy feliz.

Cuando en julio de ese año tuvo lugar el Campus, con más de 30 chicas más, se dio cuenta que la tecnología no es mundo masculino sino que las mujeres tienen mucho que decir.

Durante las dos semanas que duró el Campus, las asistentes aprendieron a trabajar con Arduino, Raspberry Pi, Scratch, etc. que utilizaron para desarrollar un proyecto final.

Los proyectos fueron muy originales e imaginativos, el grupo de chicas de nuestra protagonista desarrollaron un “Simon dice” al cual llamaron “Bender Says” y un robot Bender que movía la cabeza, llamado “Erre2 De2”, programado en Arduino.

Robot Campus tecnológico para chicas UGR

Nuestra chica con ese proyecto, se enamoró verdaderamente de las tecnologías. Un año más tarde se matriculó en la carrera de Ingeniería de las Telecomunicaciones.”

Con este relato os quiero transmitir que si tenéis dudas sobre que estudiar o a qué dedicaros en un futuro, no descartéis las carreras tecnológicas. Las tecnologías como las demás carreras son para gente con cabeza y la mitad de la Humanidad que somos las mujeres tenemos la misma buena cabeza que la otra mitad.

Por cierto, esa chica que soy yo, se llama Batul Mohamed-Yahdih Fares y soy estudiante de 1º de Ingeniería de Tecnologías de las Telecomunicaciones o más coloquialmente, soy estudiante de 1º de “teleco”, de la Universidad de Granada, así que si tenéis pensado estudiar “teleco” y tenéis dudas, contactad conmigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>