Monthly Archives: mayo 2014

Razones por las que hacerse ingeniera. Campus 2014

¡Hola!

Me llamo Paloma, soy Ingeniera de Telecomunicaciones. Sé que todavía estás en el instituto y que tienes muchísimas preguntas sobre la universidad, pero lo primero es saber qué quieres hacer en el futuro. También sé que este post se titula “Razones por las que hacerse ingeniera” pero, es que las ingenieras nacemos así.

Clara Oswald, mi personaje favorito de la serie Doctor Who

Cuando somos peques, no nos limitamos a jugar con lo que nos regalan, sino que nos gusta inventar, construir, ¡crear! Los ingenieros creamos cosas para la gente. Nos levantamos cada día pensando en cómo solucionar un problema, cómo conseguir que las personas que estén lejos se comuniquen mejor, cómo crear un juego que sea pura diversión, o cómo crear herramientas para que, por ejemplo, niños pequeños con enfermedades puedan recibir tratamientos de una manera sencilla y que les ayude.

Bonito, ¿verdad?

Nuestra profesión es imaginar y construir, igual que cuando nos daban una caja de ceras y una pare… una hoja de papel, quería decir. Pero ¿no nos gustaba disfrazarnos? ¿Crear historias? Pues cuando seáis ingenieras, tendréis además los conocimientos para crear un sistema que proyecte el disfraz que queráis sobre vuestra imagen en una pantalla. ¡Todo un armario de disfraces! Imaginad a cuántos niños podéis hacer felices.

Podréis, incluso, crear una aplicación que ayude a vuestros padres a organizar la compra, o su agenda, y que pasen más tiempo en casa. Podréis hacer lo que queráis.

Y así era yo. Me construía cabañas debajo de la mesa, pintaba por donde podía (o con lo que podía), y me encantaba jugar al ordenador. Pero no siempre a juegos. ¿Qué pasa si le doy a esto? ¿Y si me meto aquí y cambio lo otro? A veces causaba un desastre, pero siempre aprendía. En el instituto aprendí tecnología y programación (HTML y C++), y después, en la Universidad aprendí el resto. Ahora me levanto cada mañana pensando en nuevas cosas que crear en mi trabajo.

¿Queréis crear? Adelante.

Por qué me gusta la informática. Campus 2014

Mi nombre es Carmen López y estudié Ingeniería Informática en la Escuela de Informática de la Universidad de Granada. Ahora trabajo en el Centro de Servicios de Informática de dicha Universidad como programadora.

La primera vez que tuve acceso a un ordenador fue en el Instituto. Había una asignatura optativa en la que tenías que aprender a usar una suite ofimática. El primer año aprendimos a crear documentos, hojas de cálculo y bases de datos sencillitas. El segundo año nuestro profesor decidió que era más interesante que aprendiéramos a programar que seguir dándole vueltas a la ofimática. Así que empezó a enseñarnos los rudimentos de la programación con Turbo Pascal. Fue entonces cuando supe que quería estudiar informática.

Escribir programas para que el ordenador hiciera lo que tú quisieras. Las posibilidades eran infinitas. Hicimos una calculadora, un programa para escribir en un fichero. Yo añadía más detalles a mis programas de los que pedía el profesor por que lo pasaba genial: te pedía una clave para poder leer el fichero que habías escrito, te mostraba una ventana de confirmación antes de grabar…

El primer año de carrera apenas me acerqué a un ordenador. Casi nadie tenía ordenador en su casa y apenas había aulas de prácticas dónde acceder a uno. Pero daba igual, lo importante no era poder escribir los programas en el ordenador, era enfrentarse a los problemas y poder encontrarle una solución. Fue por eso por lo que estudié informática: para poder resolver rompecabezas y que me pagaran por ello.

Por que me incliné por la tecnología. Campus 2014

Actualmente mi mundo está lleno de ordenadores, tablets, teléfonos de última generación y algunos cacharros más específicos como GPUs, multicomputadores, multiprocesadores, etc. Pero evidentemente, no siempre ha sido así. Hubo un tiempo, justo cuando terminé el instituto donde mis expectativas eran otras. Me encantaba todo lo relacionado con la biología. Tenía amigos biólogos, amigas que ya estaban estudiando cosas como química orgánica o física para biólogos y a mí me encantaba. Esa fue la principal razón por la que decidir estudiar Biología. La facultad de Biología estaba cerca de mi casa y fue un año estupendo.

Todo iba sobre ruedas y terminé primero de la Licenciatura en Biología en la Universidad de Córdoba en Junio con unas notas estupendas y dispuesta a disfrutar del verano, aunque había una cosilla que me preocupaba. Esa cosilla que yo tenía en la cabeza era el trabajo. Vamos que me preocupaba el hecho de terminar Biología y no tener donde ponerme a trabajar. Por esta razón decidí aprovechar el verano y apuntarme a un cursillo de informática.

 

En el cursillo me enseñaron cosas tan chulas como MS-DOS, Windows 3.1, DBase III y algunas cosas básicas que hoy todos entendéis sin problemas, pero que aquel verano, para mí, fueron totalmente nuevas, como fichero, directorio, sistema operativo

 

Cuándo llegó septiembre, había tomado una decisión bastante drástica, iba a estudiar Informática porque sólo le veía ventajas. Por una parte, me gustó la experiencia y después de aquel cursillo pensaba que ya sabía todo lo que tenía que saber sobre informática, así que sería coser y cantar. Por otra parte, era una carrera a la que no le faltaba trabajo y por último, la facultad también estaba cerca de casa de mis padres.

Evidentemente el cambio no fue muy bien acogido por mis padres. Me dijeron que si en Biología me había ido bien y me gustaba para qué iba a cambiar, así que tuve que llegar a un acuerdo. Durante el siguiente curso estudiaría Informática, pero no dejaría la Biología. Así estuve un curso, intentando ir a todas las prácticas que podía y estudiando para primero de Informática y segundo de Biología. Pero después de cuatro meses, el hecho de estudiar ambas carreras a la vez me había abierto los ojos y dejé definitivamente la Biología por la Informática.

Justo tres años después, en junio, encontré mi primer trabajo en la empresa Iconos Software desarrollando la versión inicial del producto que todavía venden, ERP Milenium® SQL. Seguramente de las líneas de código que yo desarrollé debe quedar poco, pero fue un gran placer obtener mi primer trabajo incluso antes de terminar la carrera, porque empecé a trabajar antes de terminar el proyecto fin de carrera y los últimos exámenes de junio. Y después de aquel trabajo, decidí seguir estudiando en la Universidad de Granada donde me he quedado hasta hoy.